Sentencia nº 1725-2016 de Corte Suprema de Justicia - Corte Suprema de 23 de Marzo de 2020

Ponente:Plagio o Secuestro; Asociación Ilícita; Conspiración
Fecha de Resolución:23 de Marzo de 2020
Emisor:Corte Suprema
 
CONTENIDO

23/03/2020 – PENAL

1725-2016

DOCTRINA

Carece de asidero legal, el fallo de la Sala mediante el cual no pueden comprenderse las razones por las cuales decidió anular el fallo de primer grado y ordenar la realización de nuevo debate.

En el presente caso, la Sala resolvió que el error en la fecha de acreditación de los hechos no es relevante pues conforme la prueba no fueron hechos diferentes a los juzgados y anula el fallo condenatorio lo que hace incomprensible dicha decisión. Además que mediante ese razonamiento, soslayó que por ser error mecanográfico la ley lo facultaba a corregirlo mediante la sentencia.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CÁMARA PENAL: Guatemala, veintitrés de marzo de dos mil veinte.

I)Se Integra Cámara Penal con los suscritos Magistrados, de conformidad con el punto segundo del acta número cuarenta y cinco guión dos mil diecinueve de fecha once de octubre de dos mi diecinueve, correspondiente a sesión extraordinaria de la Corte Suprema de Justicia, con fundamento en el Artículo 2 de la Constitución Política de la República de Guatemala, el Artículo 71 de la Ley del Organismo Judicial y la Opinión Consultiva emitida por la Corte de Constitucionalidad el ocho de octubre de dos mil diecinueve, expediente cinco mil cuatrocientos setenta y siete guión dos mil diecinueve.II)Se dicta sentencia en el recurso de casaciónpor motivo de forma, interpuesto por elMinisterio Público, a través del agente fiscal C.F.M.F. contra la sentencia dictada por la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del departamento de Petén, el ocho de junio de dos mil quince, dentro del proceso seguido en contra de S.M.G.M., por el delito de Plagio o Secuestro, Asociación Ilícita y Conspiración.

I. ANTECEDENTES

A. DEL HECHO ACREDITADO. “Que USTED SELVIA M.G.M. Y SUS DEMÁS COMPAÑEROS que forman parte de la organización criminal, (…) el día veinticuatro de junio del año dos mil doce, a las veintidós horas aproximadamente se constituyo (sic) al lugar denominado Parque Natural Regional Municipal CHUNA´A ubicado en el municipio de San Francisco, del Departamento de Petén, con el fin de llevarse en contra de su voluntad al menor (…), toda vez que usted lo llevo (sic) a dicho lugar aprovechando que se conocían y de tener una supuesta amistad con el secuestrado, dándole confianza, pero luego esperar el preciso momento en que llegaron parte de los integrantes de dicha organización y se lo llevaron en contra de su voluntad transportándolo en el interior del vehículo marca TOYOTA, placas de circulación C-751BHL, tipo microbús, línea Hi Ace, en compañía de sus demás compañeros, hacia la residencia ubicadas en la calle principal Barrio San Juan, municipio de San Benito, departamento del Peten (sic), con número de contador de energía eléctrica 0058101838 para mantenerlo en cautiverio en ese lugar. Posteriormente sus compañeros O.A.B.C. y H.G.B.C., se comunicaron vía telefónica del teléfono número 407663978 propiedad del secuestrado al número 404223010 utilizado por el progenitor (…), de la nombrada víctima y le comunicaron las condiciones que se tenían que dar para liberar a la víctima consistente en la exigencia dineraria de forma ilegal de la cantidad de UN MILLON (sic) DE QUETZALLES. Que la primera llamada que hizo O.A.B.C., fue el día 25 de julio del año dos mil doce, a las cero cinco horas de la mañana aproximadamente, tras varias llamadas telefónicas se llegó a un acuerdo con la organización criminal de efectuar el pago del rescate a las diez horas con treinta minutos aproximadamente en el lugar denominado LA BALASTRERA ubicado en el kilometro (sic) 482+200 de la carretera que conduce del municipio de San Benito al municipio de San Francisco, ambos municipios del departamento de Petén.”

C. DE LA RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL DE SENTENCIA. El Juez Unipersonal del Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del departamento de Petén, en sentencia del doce de marzo de dos mil trece, condenó a la procesada deldelito de Plagio o secuestro, y le impuso la pena deveinticinco años de prisión inconmutables. Le dio valor probatorio a la prueba testimonial, documental y pericial aportada al juicio.

C. DEL RECURSO DE APELACIÓN ESPECIAL. La procesada planteó recurso de apelación especial por motivo de forma, denunció inobservancia del artículo11 Bis del Código Procesal Penalen relación con los artículos181, 230, 231, 232, 234, 317, 385, 389 numeral 4), 394 numeral 3) y 420 numeral 5) todos del Código Procesal Penal, en virtud de que se inobservaron las reglas previstas para la redacción de las sentencias, siendo una de ellas los razonamientos que inducen al Tribunal a condenar o absolver, lo cual no requiere de protesta previa, por invocarse inobservancia de las disposiciones concernientes a los vicios de la sentencia y que constituyen un defecto absoluto de forma; el tribunal tuvo por acreditado que el día veinticuatro de julio del año dos mil doce, se ejecutó el secuestro del agraviado(…)por medio de declaraciones periciales, testimoniales, y documentos que se incorporaron por su lectura y con la evidencia material, sin fundamentar en forma debida los razonamientos que lo indujeron para condenar, porque ningún órgano de prueba, arriba a la consecuencia de la actividad probatoria realizada en juicio por la cual el tribunal concluye si se probó la acusación. En concreto denunció que existió un vicio de forma en la sentencia emitida por ela quodebido a que acreditó que los hechos sucedieron el veinticuatro de julio de dos mil doce, cuando en la Acusación presentada por el Ministerio Público, se indicó que sucedieron el veinticuatro de junio de dos mil doce.

D. SENTENCIA DE LA SALA DE APELACIONES. La Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del departamento de Petén, en sentencia del ocho de junio de dos mil quince, declarócon lugarel recurso de apelación especial interpuesto por la procesada y en consecuencia anuló la sentencia de primer grado y ordenó el reenvío correspondiente.

Refirió,“…indica que se violaron los derechos de defensa y al debido proceso, a la amparista S.M.G.M., EN EL SENTIDO DE QUE SE COMETIÓ ERROR SUSTANCIAL EN EL SENTIDO DE LAS FECHAS, por parte del Tribunal Sentenciador en la fecha y el lugar donde fueron, tomando el menor, ya que la acusación presentada por el Ministerio Público, dice veinticuatro de junio del dos mil doce, y el Tribunal tiene por acreditada la fecha veinticuatro de julio del dos mil doce, y el lugar parque central del Municipio de San Francisco del Departamento de Petén, lo cual sin embargo no implica que se refiere a los hechos distintos de los que se juzgan, pues en todo caso es un error que no afecta el resultado de lo que se estableció a través de la recepción de los medios de prueba producidos en el debate. Sin embargo si deben corregirse estos errores y por ello lo establecido en el artículo 421 y 433 del Código Procesal Penal, procede anular la sentencia venida en grado y ordena remitir el expediente al Tribunal sentenciador para que los mismos jueces que emitieron la sentencia impugnada, procedan a dictar nueva sentencia corrigiendo los errores contenidos en la sentencia venida en alzada de conformidad con lo anteriormente expuesto.”

De lo expuesto en parte considerativa de la resolución, la sala establece en la parte resolutiva de la misma lo siguiente:“…II)Se Otorga el Recurso de Apelación Especial por Motivos de Forma, interpuesto por S.M.G.M.;III)-En consecuencia; seANULAla sentencia de fechaDOCE DE MARZO DEL DOS MIL TRECE, dictada por el TRIBUNAL DE SENTENCIA PENAL, NARCOACTIVIDAD Y DELITOS CONTRA EL AMBIENTE DEL DEPARTAMENTO DE PETEN;IV)-Se ordena elREENVIOdel proceso para la realización de un nuevo debate por los mismos jueces, para que se pronuncien de conformidad con lo aquí considerado en cumplimiento de la ley, únicamente en cuanto a la procesadaS.M.G.M.;V)La lectura del presente fallo servirá de legal notificación a las partes, debiendo entregarse copia a quien lo solicite;IV)-Notifíquese y con certificación de lo resuelto devuélvase los antecedentes al órgano jurisdiccional de origen.”

II. DEL RECURSO DE CASACIÓN

El Ministerio Público, interpone recurso de casación por motivo de forma, con fundamento en el artículo440 numeral 6del Código Procesal Penal, denuncia inobservancia delArtículo 11 Bis del Código Procesal Penal, relacionado con elArtículo 12 de la Constitución Política de la República.

Su reclamo consiste en que, se evidencia fácilmente, al analizar los dos párrafos de la sentencia impugnada que han quedado consignados, la Sala de Apelaciones incurre en violación al Principio de Congruencia entre la parte considerativa y la resolutiva del fallo, pues por una parte ordena anular la sentencia llegada en apelación y remitir el proceso alA quo, para que los mismos jueces que dictaron el fallo recurrido, dicten uno nuevo corrigiendo los errores mecanográficos en cuanto a la fecha y el lugar en que sucedieron los hechos investigados, teniendo como presupuesto que debe emitirse la nueva sentencia sin llevar a cabo debate; pero por la otra parte y ya en la parte resolutiva del fallo, ordena la anulación de la sentencia apelada y el reenvío del proceso, pero equivocadamente incluye la frase “para la realización de un nuevo debate por los mismos jueces”, circunstancia que legalmente es inaceptable puesto que, si efectivamente se lleva a cabo un nuevo debate, éste de ninguna manera puede ser realizado por los mismos Jueces que dictaron el fallo apelado puesto que existe prohibición legal para ello, tal como lo estipula el segundo párrafo del artículo 432 del Código Procesal Penal, teniendo como consecuencia la ausencia total de una clara y precisa fundamentación como lo exige el artículo 11 Bis del mismo cuerpo legal, pues todo lo expresado por elAd quemen su fallo con pretensión de fundamentación es solo aparente porque realmente no existe puesto que contiene serias contradicciones fácticas y jurídicas, lo que impide a cualquier persona que lea la resolución, entender cuál es el verdaderos sentido de la misma.

Indicó además, que el TribunalAd quemincumplió con la obligación legal que tiene, de expresar con palabras claras, sencillas y comprensibles para toda persona que lea la sentencia, los silogismos de hecho y de derecho que le llevaron al estado de certeza jurídica negativa para anular la sentencia recurrida; porque no explica las razones que tuvo para primero, ordenar que sin nuevo debate los mismos Jueces dicten una nueva sentencia; y, segundo, al mismo tiempo ordenar que con nuevo debate los mismos Jueces pronuncien fallo de conformidad con lo considerado en la sentencia de la Sala.

La resolución de la Sala, lo que causa agravio al ente fiscal, porque con ello se viola el derecho constitucional de la acción penal que por ley tiene asignada. La aplicación que se pretende, es que los Honorables Magistrados de la Cámara Penal, revisen la resolución indicada y que de conformidad con los artículos 442 y 448 del Código Procesal Penal, procedan a anular la sentencia proferida por la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del departamento de Petén, ya identificada, así como la respectiva audiencia de debate y todo lo actuado a partir de la misma, y ordenen el reenvío de los autos a la Honorable Sala Jurisdiccional para que emita nueva resolución sin los vicios apuntados.

III. DEL DÍA DE LA VISTA

El nueve de marzo de dos mil veinte, a las doce horas, fecha y hora que fue señalada para la realización de la vista,la procesada S.M.G.M.,los procesados: S.Y. de la Cruz Abrego Escobar, H.G.B.C., y L.A.C.S. no presentaron alegatos. El Ministerio Público y los procesados: B.L.C.G., J.A.M. y O.A.B. comparecieron a reemplazar su participación por escrito y realizaron las consideraciones que a su interés concernió.

CONSIDERANDO

-I-

El recurso de casación está dado en interés de la ley y la justicia, constituyendo un medio de control para la corrección jurídica de los fallos de las Salas de Apelaciones, en cuanto a la aplicación de la ley sustantiva y la observancia de las formas esenciales del proceso. El tribunal de casación tiene como función armonizar los intereses descritos, partiendo por regla de los hechos acreditados circunscribiéndose a conocer los errores jurídicos contenidos en la resolución impugnada.

-II-

El reclamo de la entidad casacionista consiste en que, la Sala no expreso argumentos de hecho y de derecho para sustentar el reenvío ordenado, a contrario, emitió razonamientos incongruentes entre la parte considerativa y la parte resolutiva del fallo, generando con ello contradicción y en consecuencia ausencia de claridad y precisión de su decisión lo cual constituye falta de fundamentación.

-III-

El principio de fundamentación o motivación de las sentencias estriba en que todo fallo judicial debe cumplir con los requisitos esenciales para su validez así como los fundamentos por los cuales fue emitida, como garantía del debido proceso y como garantía ante la sociedad del apego a la legalidad en el ejercicio de su jurisdicción.

Cámara Penal ha sostenido en varios fallos que no incurre en el vicio de forma contenido en el Artículo 11 Bis del Código Procesal Penal, el tribunalad quemque en sus razonamientos“muestra a los interesados y a la colectividad en general que ha estudiado el caso debidamente de la causa y que ha tenido en cuenta los principios de la experiencia que le han permitido aplicar las normas legales de acuerdo a un justo criterio de adecuación.”De lo anterior deriva, que la resolución que no sea emitida bajo esos parámetros incumple con el deber de motivar y fundamentar de conformidad con la ley.

La doctrina, es ilustrativa al indicar que existe falta de fundamentación cuando se evidencia“…la ausencia de una exposición de los motivos que justifiquen la convicción del juez en cuanto al hecho y las razones jurídicas que determinan la aplicación de una norma a ese hecho, comprendiendo todas las cuestiones sometidas a su decisión.” (De la Rúa, F., La Casación Penal, Ediciones de Palma, Buenos Aires, Pág. 112)

Cámara Penal estima que el recurso es procedente, pues de la logicidad del fallo recurrido se advierte que mediante el mismo no pueden comprenderse las razones por las cuales la sala decidió anular el fallo condenatorio y ordenó la realización de un nuevo debate. El razonamiento de la sala es incomprensible para las partes, por lo que viola el contenido del artículo 11 Bis del Código Procesal Penal. De esa cuenta no puede considerarse como un fallo legitimo pues, no puede comprenderse porqué si advirtió que el supuesto error en la fecha en que sucedieron los hechos no era determinante en la acreditación del delito, y que conforme la prueba aportada al juicio no se trató de hechos diferentes a los juzgados, procedía anular el fallo condenatorio y ordenar la realización de un nuevo debate, cuando de conformidad con la ley, esos errores por ser mecanográficos procede su corrección por el tribunal que conoce en grado y debe declararlo en la sentencia que para el efecto dicte. De esa cuenta se reitera la incomprensión de la forma de resolver de la sala de apelaciones recurrida. Además, si dicho error no era de tal relevancia como la misma sala lo consideró, no puede comprenderse jurídicamente porque decidió declarar en su parte resolutiva ordenar el reenvío para la realización de un nuevo debate, de esa cuenta no analizó si ameritaba o no, la anulación de la totalidad del proceso y por consiguiente el fallo condenatorio.

Para fundamentar su decisión la sala debió advertir la relevancia o no del supuesto error endilgado al fallo condenatorio y su existencia jurídica, y por consiguiente si ameritaba la anulación de la decisión de condena declarada por el juez de primer grado; o si por el contrario dicho error era subsanable en la alzada de conformidad con la ley adjetiva penal, por ser un mero error mecanográfico. Solo después de resolver de esa manera podría considerarse que la lo resuelto por la sala ostentó fundamento legal. Es por ello que se hace necesario que la sala dicte otro fallo, sin los vicios apuntados.

LEYES APLICABLES

Artículos: los citados y, 1, 2, 4, 5, 12, 17, 203 y 204 de la Constitución Política de la República de Guatemala; 3, 4, 5, 12, 14, 16, 20, 24 Bis, 37, 43 inciso 8º., 50, 160, 437, 438, 439, 441, 442, 446 y 448 del Código Procesal Penal, Decreto 51-92 del Congreso de la República de Guatemala; 1, 9, 16, 57, 58, 74,77, 79 inciso a), 141, 142, 143, 147, 149, 177 y 207 de la Ley del Organismo Judicial, Decreto 2-89 del Congreso de la República de Guatemala.

POR TANTO

LA CORTE SUPREMADE JUSTICIA, CÁMARA PENAL, con base en lo considerado y leyes aplicadas, resuelve:PROCEDENTEel recurso de casación por motivo de forma, interpuesto por elMinisterio Público, contra la sentencia de fecha ocho de junio de dos mil quince, dictada por la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones del departamento de Petén. Se ordena elreenvíopara que la Sala emita nueva resolución sin los vicios apuntados.NOTIFÍQUESE, y con certificación de lo resuelto devuélvase los antecedentes a su lugar de origen.

J.F.B., Magistrado Vocal Quinto, Presidente de la Cámara Penal; D.M.D.S., Magistrada Vocal Cuarta; J.A.P.B., Magistrado Vocal Décimo Primero; M.E.M.A., Magistrada Vocal Décimo Segunda. D.L.N.F., Secretaria de de la Corte Suprema de Justicia.